Nuclear

Nuclear

miércoles, 17 de diciembre de 2008

El Banquete del Rey Baltasar

Así se llama el cuadro del que me compré un póster en el Prado en mi última visita. Para enmarcarlo y colgarlo del pasillo de mi nueva casa.

El Banquete del Rey Baltasar - Rembrandt

Voy a hablar de la exposición sobre Rembrandt que se puede contemplan en estos días en el Museo del Prado, y como creo que hay poco que decir sobre Rembrandt, que no suene repetido o pedante, me voy a limitar a resaltar tres obras suyas, que no conocía y que me sorprendieron muy gratamente... tres obras que además resultaron enriquecidas por la comparación que establecí con otras tres que ya había visto...

La primera se llama "Moisés con las tablas de la ley"... definitivamente Moisés da miedo... es muy difícil mirar el cuadro sin sentir que al mirar hacia arriba, de un momento a otro Moisés te va a partir las tablas en la cabeza. La opinión más extendida, y de forma muy comprensible, es que el cuadro representa a Moisés en el momento de arrojar las tablas al ver al pueblo de Israel adorando al Becerro de Oro.

Moisés con la Tablas de la Ley - Rembrandt

Me resulta curioso que la mejor escultura, a mi criterio, que he visto jamás, es el Moisés de Miguel Ángel... dicen que cuado Miguel Ángel lo terminó le miró a los ojos y le dijo "Levántate y anda", dicen también que al acabar, le dió un martillazo en la rodilla... para que no fuera perfecto. Ciertamente, me resulta sorprendente haber descubierto tanta vida en dos obras tan separadas en el espacio y en el tiempo, de artes distintas y sobre un mismo personaje.

El "Moisés" - Miguel Ángel (si, ya sé, he repetido est foto de un post anterior)

El segundo cuadro que más me llamó la atención, fue "La Negación de San Pedro"... un tema que me ha fascinado desde pequeño y que entronca casi con la tradición griega del castigo o romana del fatum. San Pedro, sabe que va a traicionar a Jesús y no quiere, pero no puede rebelarse contra el destino y le falla. He de reconocer que el San Pedro de Rembrandt, no admite comparación con el que se encuentra en San Isidoro de León... éste, al ser románico, puede parecer a simple vista mucho más simple, pero realmente, transmite desde su simplicidad (sólo aparente) un desgarro interior que ni Rembrandt alcanza... lo que me gusta del cuadro de la exposición, no es el San Pedro, es el Jesús, que en la esquina superior derecha, se vuelve y ve a Pedro negándolo... todos los cuadros, en la relidad eran mucho más oscuros de lo que veis aquí; lo que lo convertía en una figura aún mucho más difuminada, mucho más sutil.

La Negación de San Pedro - Rembrandt

San Isidoro, Panteón de los Reyes de León, que ya tuvo su post correspondiente. No he encontrado detalle del San Pedro

Finalmente, la tercera obra que más me impresionó fue "La Lamentación sobre Cristo Muerto", cuadro que no pude evitar comparar con la Piedad, también de Miguel Ángel, una de las obras que más me ha decepcionado en la vida, ¿por qué?, por que es demasiado proporcionada, con una pena demasiado contenida... no sé, mi idea de una madre que ha perdido irremisiblemente a su hijo de una forma tan atroz, se acerca más a la de la mujer de este cuadro, que parece, que de dolor, está más cerca de la muerte que de la vida.

"La Lamentación sobre Cristo Muerto" - Rembrandt

La "Piedad" - Miguel Ángel

Una gozada para los sentidos, recomendable en cualquier caso, en cualquier situación y en cualquier momento.

20 comentarios:

Bruto dijo...

La exposición es soberbia, mañana voy a verla por segunda vez. A mí me ha impresionado sobre manera el cuadro de "El Regreso del hijo pródigo", lo conocía hace años y la historia personal de Rembrandt en la realización del mismo siempre me ha impresionado. También es un cuadro impresionante el de "La Cena de Baltasar", aunque en cierta manera la propia historia que cuenta ya le da ventaja, pero me parece que nadie captó jamás tan bién el espíritu del episodio bíblico: la degradación de los babilonios, la soberbia figura del rey sorprendida por el prodigio y el terror del resto de comensales, es una pintura, sencillamente, apabullante.

Lugareño dijo...

Muy interesante!! ;)

Saludos.
Desde mi "lugar" de la Huerta.

JoPo dijo...

bellos cuadros hasta para un neardental del arte

supersalvajuan dijo...

Ese Moisés da miedo. ¿Qué iba a hacer con las tablas?

MM de planetamurciano.tk dijo...

Anda! Creo ke jamás hubiese elegido esos tres cuadros entre mis favoritos. En cuanto a la Pietá de MiguelAngel, hay ke enmarcarla en su época, el Renacimiento, donde jamás de los jamases se hubiese permitido un rostro desencajado o con dolor.

tertulias para perogrullos dijo...

Pues a mi no me gusta nada este tipo de arte, me parece muy hortera y en nada coincide con mis principios, sobre todo cuanto más ligados están con la religión jejeje, yo soy más de arte moderno y vanguardista, ahora que claro, a quien le guste habrá disfrutado tanto como tu.
Un saludo

Javi Illán (R) dijo...

que erudición!!!

Gárgamel dijo...

Desde luego en este blog te entretienes y te ilustras. Voy a tener que organizarme una escapada a la capital del reino

Atila el Huno dijo...

Se siente, sólo pude sacar un cinquillo pelao en Historia del Arte, mi objetivo era la Antigua y Medieval. Me parece que soy absolutamente insensible y hasta refractario al Arte al servicio del Poder , ya sabes, al servicio del Vaticano o la Burguesía.
Lo que a mi me impresiona de Rembrandt es como convirtió su estrabismo en un Don.(Si ya me lo decía la profe:"Sr. A...Atila, es Usted un tarugo insensible, no se parece Usted a su padre...")

MANUEL MAÑERO dijo...

No se por qué La Piedad siempre me pareció una obra escultórica fascinante. Estoy seguro de que al fin y al cabo el objetivo es transmitir sosiego, ternura y fuerza templada, pero hay algo más que me inquieta, y es que la susodicha "Piedad" tiene unas manazas que flipas.
Me encantaría tener tiempo para pasarme por la exposición, máxime después de haber leído tu post. Muy bueno.
Un saludo!

hm dijo...

Me acordé de ti cuando vi el cuadro, Bruto (La Cena rel Rey Baltasar), porque en la explicación ponía que Rembrandt había escrito la leyenda en arameo, pero usando caracteres hebreos... y claro, no conozco nadie más que hable arameo...

Gracias Lugareño - locutor ;).

JoPo, tampoco hace falta que me llames neandertal, jajajajaja

Yo, por si acaso me aseguré que no había ningún becerro cerca, Supersalvajuan.

Señor Mm, no son mis favoritos, son tres cuadros que no conocía y que me sorprendieron... por ejemplo, he dicho que de la negación de Pedro, no me gusta el grupo principal de figuras, si no la imagen de Jesús volviéndose...

Y lo de la Piedad... a lo mejor estoy demasiado afectado por la iconografía religiosa española y si no veo sangre no me parece completa, jajajaja... igual tengo que ir a que me lo miren.

Señor Tertulias de Perogrullo, no tenga en cuenta que son de tema religioso si eso le priva de su disfrute... piense que la estatua de Zeus del otro día, es en realidad un tema religioso, sólo que pilla tan lejos que ya no somos conscientes.

Jajajaja, Javy, me vas a poner colorado, pero nada más lejos, ni soy un erudito, ni buscaba otra cosa que compartir con vosotros una exposición que he disfrutado como un enano.

Gárgamel, bienvenido... la Villa y Corte nunca decepciona... además, ya conoces las tres cosas que hacer en Madrid antes de volver... coger transporte público, ver una obra (si ya llegas tarde por su culpa, ni te cuento) y ver en Telemadrid a Espe y Alberto dciéndose de todo (eso sí, con tanta educación y corrección como mala leche).

Atila... no será para tanto, que ya sabemos que el Azote de Dios tenía mala prensa, pero realmente era un hombre culto que además de su lengua hablaba y escribía latín y griego... seguro que te infravaloras.

De todos modos, lo del cinco en historia del arte no es tan malo, yo soy de ciencias y no di historia del arte... en cualquier caso, lo importante no es tanto "saber de arte", como "disfrutar de o con el arte".

hm dijo...

Manuel, vaya, nos cruzamos escribiendo, jajaja. Lo de las manos, supongo que será cuestión de perspectiva, el David visto en horizontal, está desproporcionado, pero es porque está pensado para verlo desde abajo, así sí que es una gozada.

Y no quiero decir que la Piedad no me guste, es precisamente, que es demasiado bonita para lo que representa. Como estatua es una gozada (pero no como el Moisés, eh, que no me lo toque nadie).

mytemptation dijo...

le tengo ganas a la exposición de escultura de El Prado, sobre todo porque cuando estuve en Dresden no pude disfrutarlo... en todo caso, me quedo con Miguel Ángel y Florencia donde estuve este mismo año... tendré que repetir...

Thiago dijo...

hala que listo eres, cari.. no solo nos comentas la exposición si no que estableces paralelismos y todo... Tu eres un intelectual, eh? jajaa.

Bueno, tengo que ir a verla que es una verguenza no haber ido todavía y no puedo perdermela y menos ahora... Rembrandt no me vuelve loco pero pq quizas nos lo enseñaban poco, por aquello de la rivalidad, nuse..

Bruto dijo...

Me parece recordar que la inscripción decía: Mené, teqel, parsín. Son participios pasivos que siginifican "contado, pesado, dividido", lo quería decir que el tiempo del reino de Baltasar había sido contado, que el rey había sido pesado y encontrado falso de peso y que su reino había sido dividido ya entre sus enemigos, pues mientras se celebraba ese banquete los persas ya habían entrado en Babilonia.

hm dijo...

Mytemptation, ¿Dresde?, que envidia... a mi Florencia me gustó, pero me volví de Italia encantado con Mantua y por supuesto Venecia.

Thiago ve a verla que seguro que te gusta... y me llamas intelectual, no creo que sea para tanto, pero te lo agradezco; es la segunda mejor cosa que me podrías haber llamado... la primera es tuberculoso, jajajaja.

Efectivamente Bruto... en general toda la historia del profeta Daniel es la mar de entretenida... y deja huella en el lenguaje, como el gigante de pies de barro.

david guzmán sanjurjo dijo...

caray mi estimado, no conozco mucho de pitura y en general soy algo exigente, hubiera preferido la negación de pedro que además es bellísimo, la luz y el encuadre. La explicación y las comparaciones que haces son oportunas y concretas, felicidades, me gustó mucho la entrada.
por cierto que el moisés tiene cara pero de diablo.
]Y en cuanto a miguel ángel, eso demuestra que los grandes genios siempre han sido vanidosos

hm dijo...

David,... ¿me estás llamando vanidoso?, jajajaja. Gracias por tu comentario... el cuadro del Moisés da mucho más miedo en vivo... yo estuve casi por usar una señora que estaba por allí como escudo, con eso te lo digo todo, jajaja.

Pablo dijo...

vaya repaso artístico mas interesante. Me han entrado ganas de ir al museo después de leerme este post. Normalmente prefiero el arte moderno, pero con tus explicaciones me has despertado el gusanillo de ver la exposición. ¿hasta cuando está?

saludo2

Angel dijo...

Estupendo panel.
Eso sí! Con pena contenida o sin pena... la Piedad de Miguel Angel es tremendamente bella... Tan perfecta que me inspira una eternidad serena. Magnífica. Es una de mis obras escultóricas preferidas!
Saludos, Sr Burns! Y privilegiado tú por tus gustos!!! Me encantan!