Nuclear

Nuclear

lunes, 29 de junio de 2009

Orgullo y Prejuicio

Este fin de semana pasado se ha celebrado el Orgullo por primera vez en Murcia... organizado por el colectivo no te prives, se ha desarrollado a lo largo de cinco días (vaya, qué número más oportuno...).

Este era el primer párrafo del post que estaba escribiendo... la verdad es que iba a hacer una narración del fin de semana del Orgullo en Murcia, pero al final, he pensado que mejor de hablar de lo bien que lo pasé con Mm y cía el jueves y el sábado, con el Sr_Skyzos, su Santo y sus colegas el viernes y con los perdíos del after y el taxista el sábado, iba a hablar mejor de mis impresiones sobre este Orgullo y sobre el Orgullo en general... parece que es lo que está de moda, no... la gente habla y habla sobre su significado.

Este era el programa oficial del Orgullo Murciano

Yo llevo cuatro años yendo al Orgullo a Madrid... es curioso, porque hace cinco era cuando vivía en Madrid y no fui por que no me enteré (cosas que pasan cuando estás estudiando)...

Una de las críticas más feroces que recibe el Orgullo, es que en vez de centrarse en revindicar, se ha convertido en una fiesta... yo estoy en total desacuerdo con esa afirmación: el Orgullo, no es una reivindicación que ha devenido en fiesta, es una celebración que desde su origen, y como es normal en un colectivo marginado, ha devenido en reivindicación.

La primera marcha del Orgullo Gay, no fue hace cuarenta años, hace cuarenta años fueron los enfrentamientos con la policía por lo de Stonewall, el primer orgulo fue hace 39, cuando se celebró el aniversario de las movilizaciones que llevaron a que el ayuntamiento de Nueva York modificase ciertas ordenanzas que institucionalizaban el acoso a los gays por parte de las fuerzas del orden.

Torbellino de colores

Así pues, está claro que yo voy al Orgullo, en parte, porque es una fiesta, pero también por otras cosas. Recuerdo la primera vez que fuí. Yo ya tenía 26 años, estaba prácticamente fuera del armario, tenía mis cositas por ahí, pero es cierto que fue algo muy impactante. Hasta entonces había salido muchas veces de bares, conocía ya Chueca del año que estuve en Madrid, pero me pareció algo distinto... el hecho de que hubiese tanta gente, tan diferente, de tantos sitios parece tópico, pero te hace ver las cosas de otra manera. Te hace darte cuenta de que a lo mejor yo, en Málaga en esa época, con Torremolinos, dentro de lo sórdido que es a ratos, era un priviliegiado... cuando oías a la gente hablar de lo fenomenal que era Torremolinos veías que había gente que vivía en sitios donde no tenían ni un mísero bar en el que reunirse, na ya de ambiente, sino uno de esos bares que se llaman ahora gay-friendly.

Parece frívolo lo del bar, pero es lo que marca la diferencia... es relativamente fácil montar una asociación en el pueblo de Villaberzas de la Cuesta del tío Abundio... es fácil por que no se ve... la gente puede cuchichear a gusto de que en el piso nosecuantos de tal edificio se juntan los maricas del pueblo "a saber que", pero no es fácil poner un bar... hace falta una comunidad con un número de personas y un nivel de autoafirmación como para ir allí a tomar las copas.

El Orgullo de Murcia ha sido algo más intimista, al final, en el concierto de por la tarde del sábado, no creo que llegásemos a los doscientos... recuerdo lo que decía un colega mío esa tarde... "me estoy quedando bien con quienes han venido, porque como esto vaya bien dentro de diez años, todo el mundo va a decir que ha estado aquí... si los juntas a todos, estaríamos unas doscientasmil personas en la plaza por lo menos"...

No tengo ni idea de como se llamaban los que cantaron, pero lo pasamos genial

Estando en la plaza, con mi cervecita y bailando sin parar recordaba cuando vivía en Málaga y como no es que ni siquiera me acercase a los manifiestos se hacían el día del orgullo, es que me tiré mogollón de tiempo queriendo ir a un colectivo o algo para conocer gente y no fui capaz de ir. En aquella época, yo no conocía a nadie en mi círculo que fuese gay. Por supuesto, lo de ir a un bar, es que ni me lo planteaba... ¡joder, a ver si me iba a ver entrar alguien conocido!... por tanto, el Orgullo de este año en Murcia ha tenido mucho de espanto de fantasmas personales, de pensar como he cambiado y como han cambiado las cosas en estos años y sobre todo de seguir luchando. Están bien los derechos reconocidos, pero hay que afianzarlos para que el cambio no sólo sea legal, si no que sea social. Yo soy de los que siempre dice que la gente se piensa que las cosas son lineales y siempre hacia alante... la historia nos enseña lo contrario, abunda el zigzag y la involución aparece siempre de forma periódica.

Hace dos años, cuando el Orgullo de Madrid se pasó a una semana después del resto de España, yo fuí de los que pensaron que tenía fines económicos... y la verdad es que ahora, con perspectiva, me la repanfinfla... si lo han hecho por eso, pues olé por los que se van a ganar unas perras, a mi me basta con que gracias a eso, este año ha habido Orgullo en Murcia y en otros muchos sitios a por primera vez... que hay gente, sobre todo adolescentes, que es bueno que vean que no sólo hay gays en la tele, que los hay de carne y hueso.

Es un problema para los adolescentes gays la falta de referentes que no caigan en el estereotipo (cada vez menos) de la pluma, si la tienes bien, pero cuando no la tienes, muchas veces te quedas un poco como pensando que cómo vas a ser gay sin tener pluma, a mi me pasaba y la interiorización de eso es algo que tenía que hacer uno.

Eso es otra cosa que no entiendo, la manía de mucho gays de "no voy porque hay mucha drag queen, mucho travesti y mucha gente con pluma y eso no me representa"... y tu te has planteado si nosotros les representamos a ellos... eso me ha sonado siempre a que un hetero no quiera juntarse contigo "por si se piensan que soy gay también"... me parece un prejuicio de la peor clase y desde dentro de la misma comunidad gay, suena a yo no quiero que me discriminen, pero sólo a mi, que me parezco más a ellos, a los demás que os sigan discriminando, que sois muy raros...

El origen de este post, que cuanto más lo leo, peor redactado me parece, joder, ha sido, por una parte fruto de algunos textos y comentarios que he leido en la bloggosfera y por otra parte, por una discusión que he tenido esta tarde con un compañero de trabajo sobre un hipotético "grupo de presión gay", que según él "ha conseguido que se hable más de los centros de internamiento de gays en el franquismo que de las fosas de la guerra civil"... claro, con eso, después de tres o cuatro tópicos de "tu sabes que yo te respeto mucho, pero..." al final ya he reventao... ya no sólo por el hecho de que lo que le preocupa es que se hable de eso, no le preocupa que se hable más del fichaje de Cristiano Ronaldo que de la represión en China, no le preocupa que se hable más de si Gasol va a ir al Europeo que de la guerra del Coltán... lo que le preocupa es que se hable tanto de los centros de "reorientación sexual" del franquismo (que me gustaría saber qué medios son los que lee o ve u oye, que yo oigo poco y esporádicamente, muy esporádicamente), sino que dice que se habla más de eso que de ... LAS FOSAS DE LA GUERRA CIVIL, pero coño, si gracias a la chapuza de garzón y a la ley de Memoria Histórica se ha hablado de esto más que de casi cualquier cosa que no haya sido deporte... grumpf...

14 comentarios:

Nyc dijo...

Hola.
Lo que a ti te parece mal redactado a mí me ha resultado de lo más clarito. Porque después de leer todo lo que se va publicando estos días en medios de comunicación y en distintos blogs, creo que has expresado lo que muchos gays pensamos de las celebraciones del orgullo.
El hecho es que sin darnos cuenta nosotros mismos vamos asumiendo los prejuicios que tienen "los otros" y damos por buenas argumentaciones que no resistirían la más mínima mirada crítica.
Perdón si me he excedido un poco en la extensión del comentario ;)

Cinephilus dijo...

Personalmente, difiero en todo. Soy de los que cree que el orgullo tuvo su momento -necesario e insustituible- pero que hoy en día se ha convertido en un carnaval ausente de reivindicación. Un evento con fines económicos -en tiempos de crisis, al menos, no viene mal para el sector de la hostelería- y donde todo el mundo juega a una tolerancia que luego no ejerce en su vida cotidiana. Personalmente, defender la homosexualidad desde el estereotipo me parece de lo más inapropiado, además de poco eficaz. A todo el mundo le parece estupendo que nos paseemos en carrozas o que bebamos hasta el amanecer -sobre todo si se pueden apuntar a la fiesta-, así que el orgullo es siempre un éxito masivo; sin embargo, muchos todos esos que acuden al desfile como hetero-espectadores son de los que siguen torciendo el gesto cuando un gay o una lesbiana deciden adoptar. Creo que hay que reivindicar y luchar, pero no subidos a una carroza, sino ejerciendo la visibilidad en nuestro día a día: en nuestro trabajo, en nuestra familia, en nuestro entorno. Ese es el verdadero orgullo gay, el no tener que ocultarse jamás, el ser visible, el ir de la mano con mi chico o el de casarme porque, gracias al PSOE, ahora mismo tenemos esa opción en nuestro país.
Aún así -y perdón por el discurso- me ha gustado mucho leer tu post y tu forma de argumentar y defender la tesis contraria. Sigo sin estar de acuerdo, pero es uno de los pocos casos en los que me has hecho entender por qué hay gente que sí lo defiende.
Besos -orgullosos, por qué no- en cordial desacuerdo ;-)

revista dijo...

Hola. Ante todo muchas gracias por el post. Soy miembro de No Te Prives estoy recopilando las fotos del Orgullo, ¿Serias tan amable de mandarlas a mi correo?. Gracias.

cuquita dijo...

Hm,me ha gustado mucho el post.
Tú no cambies nunca,que eres inmejorable.
Con orgullo o sin él,tú tienes que estar orgulloso de ser como eres,porque nunca he conocido una persona que valga tanto como tú.
Un beso muy fuerte.

hm dijo...

Gracias Nyc, y excédete todo lo que quieras... es cierto, muchas veces adoptamos la actitud de la voz del poema de Brecht, "... después se llevaron a los nosecuantos, pero como yo no soy nosecuanto, no me preocupé...", también expresado con el prosaico "yo a lo que voy es salvar mi culo".

Cinephilus, gracias por tu comentario. Buenos, somos dos posturas diferencyes de enfocar lo mismo. Creo que nuestras diferencias, más que de la manera en que vemos las cosas está en cómo consideramos el Orgullo y que tenemos una opinión distinta sobre si es estereotipo o no... pero bueno, y con perdón, ya dicen eso que las opiniones son como los culos, cada uno tiene uno. Insisto, gracias por tu comentario y estoy totalmente de acuerdo en que esto no vale de nada, si después no se lucha también por los derechos en el día a día.

Revista, tiene un perfil privado y no puedo acceder a tu correo :(... tengo sólo estas tresm pero me tienen que mandar más unos amigos; dime el mail y te las voy mandando.

Cuquita, te voy a convertir a la de ya en la presidenta de mi club de fans, jajajaja.

el escriba dijo...

En la ciudad de 200.000 habitantes donde vivo, este año ha sido la primera vez que se ha celebrado el Orgullo (de forma muy modesta) y se ha leído un manifiesto. No hemos tenido carrozas pero se ha dado un gran paso en un lugar que ha sido un gran armario durante muchos años.

Qué bien se lo han pasado ustedes...

hm dijo...

No nos podemos quejar señor Escriba... yo incluso tuve que elegir días entre Murcia y Cartagena... por cierto, me han dicho que la alcaldesa de Cartagena se ha comprometido a dejar el bus turístico de la ciudad el año que viene para hacer un pasacalles... habrá que ver...

Menos para el día D.

cuquita dijo...

¿Presidenta de tu club de fans?Jajjajajajja..No se me iba a dar nada mal,la verdad y seguro que tendrías un montón de pretendientes,como decía mi abuela.
Estamos ansiosos esperando tu llegada para este verano y no me hagas que tenga que buscarte un incentivo porque tengo ya algunos en mente.
Ayer me quitaron la escayola,ahora a recuperarme paseando por la playa y nadando.
Haz el favor de venirte ya,que el Club está de lo más concurrido.
Saca billetes para mitad de mes,porque como vengas y mi hermana no esté,te mata.
Un beso de presidenta de club de fan.
P:Me tendrás que comprar un megáfono,para atraer a los fans,¿no?
Jajajjajajjajjajajja.Un beso.

hm dijo...

Un megáfono... con lo entrenados que estamos desde pequeños de gritarnos por el patio...

Eso de que el club está la mar de animado qué quiere decir, Cuquita... que a base de cotillear estáis despellejando a todo bicho viviente que pasa por allí, ¿no?... ahhh... dejadme algo, jajajajajaja

Angel dijo...

Creo que la visibilidad que da la celebración del orgullo ha de convertirse luego en visibilidad social a la hora de reivindicar.
Me parece genial la celebración y yo la he disfrutado mucho. Sirve para hacer ver a la gente que estamos ahí, que existimos, que subimos en carrozas y que somos un colectivo que hay que atender.
Nos refleja, nos hace visibles y suponen un comienzo y un refuerzo para luchar socialmente.
Para mí es como una procesión se Semana Santa: reafirma el hecho religioso, lo hace visible y presente socialmente.
El desfile del orgullo nos visibiliza como colectivo. Y desde ahí hay que luchar por nuestros derechos.

hm dijo...

Pero siguiendo con el paralelismo religioso, Ángel, están bien hacer acto de fe en estas celebraciones, pero lo importante después es que impregne tu vida diaria... no vale volver a casa y guardar la reivindicación hasta el año que viene.

Thiago dijo...

cari, genial, llevo leído tantas cosas tan desenfocadas en algunos blogs, que tu post debería se de lectura obligada, y de mal escrito nada. Si algo me descompone a mi de todo lo que he oído es lo de algunos mariquitas que dicen: "Es que yo no me siento identificado con esos de las plumas medio desnudos". Que pa decir eso hay que ser gilipollas. Cada uno va como quiere y se identifica con quien quiere, cojones. es que lo malo del asunto es que la propia homofobia está en el corazón de muchos gays. Triste.

Bezos

Thiago dijo...

Nyc tb lo ha expresado muy bien. Hemos estado muy en sintonía estos días. Vemos las cosas muy parecidas los dos. Me ha encantado.

Más bezos.

hm dijo...

Thiago, es una de las cosas buenas de los blogs, Thiago, generalmente se resalta la posibilidad de intercambiar ideas con otros, pero también es muy gratificante el ver que se está en sintonía con más gente ;).