Nuclear

Nuclear

domingo, 10 de julio de 2011

Retratos de Polonia

Si es que no publico por que se me acumulan los posts y me agobio, como siempre.

El lunes, antes de volver de Madrid (sí, fui para el orgullo, efectivamente), aproveché, además de para ir a algunos de mis sitios favoritos de Madrid con Ru, para... ¡ ver la exposición de Polonia que había en el Palacio Real !


El Palacio Real y la Almudena desde la explanada del Templo de Debod


El Palacio Real desde el Patio de Armas


Sigue intrigándome qué harían esas botas de agua y el impermeable puestas a secar en una puerta del Palacio Real

Polonia, como gran parte de los países de Europa Oriental, es un gran desconocido para la costa atlántica del continente. Como estado, desarrolló un papel muy importante en Europa, hasta el siglo XVI, en relación con la Europa Oriental y durante los siglo XVI y XVII en todo el continente. A mediados del siglo XVI Polonia se unió al Gran Ducado de Lituania, convirtiéndose en una potencia global, contando sólo las posesiones europeas, era seguramente el país más extenso de Europa en esos momentos.

Esta unión fue una especie de estado confederado, donde la nobleza (un 10% de la población) elegía al rey por votación. El sistema funcionó exitosamente al principio pero al poco tiempo se inició la decadencia de la confederación... el proceso culminó con los llamados "repartos de Polonia"... ante el peligro de que Rusia invadiese Polonia entera y se la anexionase, Prusia y Austria decidieron ir pactando repartos con Rusia, para que el balance de poder se mantuviese (Suecia logró evitar cien años antes la anexión de Polonia a Rusia y las consecuencias fuero que el imperio sueco fue desarbolado). Tras el tercer reparto, Polonia desapareció como estado.

Como resultado, y a pesar de la destrucción sistemática que ha ido sufriendo su patrimonio cultural a manos de todos sus vecinos (la última vez en la Segunda Guerra Mundial), Polonia presenta un importante patrimonio cultural, y de esta exposición es una muestra de ello.


La Dama del Armiño, de Leonardo Da Vinci


La Niña del Marco - Rembrandt


Una primera edición del "DE REVOLVTIONIBVS ORBIVM COELESTIUM", de Copérnico

La exposición es muy recomendable: presenta dos joyas de la pintura (las dos de la que todo el mundo habla): la fabulosa "Niña en un Marco" de Rembrandt y la "Dama del Armiño" de Leonardo Da Vinci. Además de estas pinturas, me han llamado la atención especialmente dos piezas... una primera edición del "DE REVOLVTIONIBVS ORBIUM COELESTIUM" y el estribo que dejó el general de las tropas Otomanas minetras huía después de tener que levantar el Segundo Sitio de Viena tras ser derrotado por el Rey de Polonia, Juan III Sobieski... es curioso, ya vi en Venecia el pendón turco de Lepanto, en Passau los restos del primer sitio de Viena, en Madrid la estatua de Álvaro de Bazán pisando el cetro turco y ahora esto... para que digan que la historia de Europa no tiene vectores comunes.

2 comentarios:

ferendus dijo...

¡estuviste en Madrid!
cachis...

hm dijo...

Pozí... voy a menudo... la próxima vez avisaré con tiempo XD.